¡Conmemoramos les niñes inmortales de nuestros pueblos en cada lugar donde estamos! ¡Llevamos la llamada de les inmortales a los millones trabajadores y oprimidos!
Share on Facebook Share on Twitter

 
Otros artículos
 

 Boletín Internacional / Noviembre 2019 / N°204

¡Trabajadores, mujeres, jovenes y pobres!
El noviembre está el mes en cual conmemoramos a nuestres inmortales, que cayeron como semillas a dentro de la tierra en la lucha en contra del fascismo, colonialismo, capitalismo, sistema patriarchal y el imperialismo, de una forma aún más intenso, eficaz y amplia que en otros días. Esta un mes de dirigir preguntas graves a nosotres mismes y nuestras acciones, para aprender y tomar fuerza de estes inmortales para la organización y la victoria de la revolución, para el poder revolucionario de la clase obrera que llevará a la humanidad a una sociedad sin clases, de libertad de los géneros, sin fronteras y sin explotación. Por eso el noviembre no está el mes de las ceremonias pero el mes de la acción. Es el mes de aguzar al valentía y la convicción. Es el mes de armarse de nuevas metas.
¡Hermanes!
Les inmortales creeron en los humanos, amaron a les humanos. Estuvieron en el lado de les explotades, les oprimides, les pobres, les negades, les despreciades y de les victimas de la injusticia. El dolor y las aspiraciones de les obreres, las mujeres, les trabajadores en ciudad y campo, les kurdes, les alevis, de las comunidades nacionales, de les nińes, de las personas con impedimentos, de personas mayores de edad, de aquelles de que se les quitó el derecho de educación, salud, alojamiento y tranquilidad, se habían volvides también el dolor suyo y la aspiración suya. Les inmortales llevaron el honor de milliones en sus corazones. Se habían volvides en la vanguardia de la esperanza de milliones.
Lucharon para la liberación de les obreres, las mujeres, los pobres, les laborioses y les oprimides.
Son les honorables y grandes, les derviches y les que lleven a las antorchas de los pueblos.
¡Camaradas!
Nuestres inmortales son nuestra bandera.
Representan a nuestras aspiraciones. Son los rios iluminando durante tiempos pesados. Son la luz de nuestros ojos. Nos mostran el camino mientras estamos yendes de brazo con elles bajo de los peligros más graves.
Son modelos del altruísmo de nuestro partido y de la revolución; son les militantes del grado lo más alto del sacrificio.
En el mes de novmiembre reportamos a elles.
Decimos:
Camaradas, esto está mi informe sobre mi relación con la lucha revolucionaria, para que adelantarla ustedes han dado su vida!
Camaradas, esto está mi informe sobre mi dedicación a los valores, para cuales reforzarles ustedes han dado su vida!
Camaradas, esto está mi informe sobre mi dedicación a la responsilbilidad de proteger a nuestro partido de ataques que ustedes defendieron con su vida.
Camaradas, esto está mi informe sobre mi relación con les camaradas encarcelades, con les veteranes y con las familias de les mártires que guardan a la conmemoración de ustedes con respeto íntegro.
Nuestras palabras tienen que ser simples y claras. Nuestras palabras tienen que ser camaradas.
Y nuestro informe cierra con explicar, cuales insuficiencias vamos a superar hasta el proximo noviembre, cuales debilidades vamos a derrotar hasta el proximo noviembre y en cuales asuntos vamos a vencer hasta el proximo noviembre.
Con esta meta salimos del encuentro grabando profundamente en nuestras corazones la conciencia de que estes luchadores, que se acercaron al muerte de forma arrojada, están mirando a nosotres.
¡Hermanes!
Los nombres de aquelles, que derramaron su sangre por la liberación de les oprimides y explotades, siguien ondear como bandera del honor y de la esperanza y la lucha por sus ideales continuará.
Desde Mustafa Suphi y Ethem Nejat a Deniz, Mahir y Ibrahim, desde Paramaz, el hijo socialista del pueblo Armenio a Hayrabet Honca y Nubar Ozanyan, desde Vedat Demircioğlu y Taylan Özgür a Niyazi Yıldızhan y Kerim Yaman, desde Salih Bozışık a Sevinç Özgüder, desde Ümit Kaftancıoğlu a Asım Bezirci y Nesimi Çimen, desde İlker Akman a Yüksel Eriş, desde Recep Sarıaslan a Cuma Cihan, desde Seyit Konuk a Ibrahim Ethem Coşkun, desde Tamer Arda a Serpil Polat, desde Cemalettin Yalçın a Ömer Yazgan, desde Serap Macit Kolukırık a Talat Türkoğlu y Rıza Satılmış, desde Aynur Sertbudak a Zeki Erginbay y Necdet Adalı, desde Ertuğrul Karakaya a Necdet Erdoğan Bozkurt y Mine Bademci, desde İsmail Gökhan Edge a Yusuf Metin y Kenan Bilgin, desde Ümit Altıntaş a Hatice Yürekli, desde Osman Yaşar Yoldaşcan y Fatih Öktilmiş a Lale Çolak, desde Sibel Sürücü a Sinan Ateş, desde Niyazi Aydın a Sabahat Karataş y Leyla Aracı, desde Mehmet Demirdağ a Nergis Gülmez y Sefagül Kesgin, desde Cafer Cangöz a Cüneyt Kahraman y Sevda Serinyel, desde Ulaş Bayraktaroğlu a Yasin Aydın y Göze Altunöz, desde Umut Özsepet a Fırat Çaplık y a Özge Aydın, desde Necla Baksi a Hüseyin Arslan, desde Mazlum Doğan a Diyar Xerîb y Delal Amed, desde İrfan Çelik y Adil Can a Hacer İpek Samancı y Cennet Değirmenci, desde Baran Serhat y Hasan Ocak hasta Kutsiye Bozoklar y Yeliz Erbay, aquelles que sacrificaron sus vidas para una sociedad justa, para la libertad de los pueblos y de las mujeres, para una vida libre, honrosa y felíz para les obreres y oprimides, serán inmortales para siempre. Sus tumbas nunca callarán, sus llamadas siempre sonarán y van a tocar nuevas generaciones de obreres y oprimides.
¡Obreres, mujeres, jovenes, aristas, pobres, oprimides y declarades como insignificantes!
Les inmortales estuvieron vuestres niñes, hermanes y camaradas. Vuestres amiges de los barrios, de los fabricas, escuelas, sendicatos y asociaciones. Estuvieron las voces, los puños y la voluntad de vuestras aspiraciones por justicia social, una vida humana y libre. Se volvieron en un fuego en contra de aquellos que hacen el mundo un infierno para vosotres.
Tomad parte en el trabajo para la conmemoración. Organizad actos de conmemoración para les inmortales en vuestras casas y asociaciones. Das a vuestres niñes los nombres de elles. Escribad artículos sobre les inmortales que conocéis, para que otres también les pueden conocer. Hablad con camaradas de fotos y cosas que guardéis como recuerdo.
Hermanes, tomad los manos de les inmortales. Ganad honor y felicidad, volved libre por tomar parte en el corriente de su lucha y ganar nueves obreres, mujeres y jovenes para la lucha. Mobilized vuestra fuerza de trabajo y espíritu de sacrificio, vuestra creatividad y vuestro ánimo, para romper al fascismo, al colonialismo, al sistema patriarcal y al capitalismo.
¡Nuestres mártires de la revolución están les guardiánes de nuestro honor!
¡Nuestra lucha sigue por todos lugares, camaradas!
¡Vosotres siempre estarán con nosotres y nosotres siempre estaramos con vosotres!


8 de noviembre de 2019
Comite Centrál del MLKP

 

 

Archivo

 

2019
Noviembre Octubre
Septiembre Agosto
Julio Junio
Mayo Abril
Marzo Febrero
Enero
2018
Diciembre

 

¡Conmemoramos les niñes inmortales de nuestros pueblos en cada lugar donde estamos! ¡Llevamos la llamada de les inmortales a los millones trabajadores y oprimidos!
fc Share on Twitter

 

 Boletín Internacional / Noviembre 2019 / N°204

¡Trabajadores, mujeres, jovenes y pobres!
El noviembre está el mes en cual conmemoramos a nuestres inmortales, que cayeron como semillas a dentro de la tierra en la lucha en contra del fascismo, colonialismo, capitalismo, sistema patriarchal y el imperialismo, de una forma aún más intenso, eficaz y amplia que en otros días. Esta un mes de dirigir preguntas graves a nosotres mismes y nuestras acciones, para aprender y tomar fuerza de estes inmortales para la organización y la victoria de la revolución, para el poder revolucionario de la clase obrera que llevará a la humanidad a una sociedad sin clases, de libertad de los géneros, sin fronteras y sin explotación. Por eso el noviembre no está el mes de las ceremonias pero el mes de la acción. Es el mes de aguzar al valentía y la convicción. Es el mes de armarse de nuevas metas.
¡Hermanes!
Les inmortales creeron en los humanos, amaron a les humanos. Estuvieron en el lado de les explotades, les oprimides, les pobres, les negades, les despreciades y de les victimas de la injusticia. El dolor y las aspiraciones de les obreres, las mujeres, les trabajadores en ciudad y campo, les kurdes, les alevis, de las comunidades nacionales, de les nińes, de las personas con impedimentos, de personas mayores de edad, de aquelles de que se les quitó el derecho de educación, salud, alojamiento y tranquilidad, se habían volvides también el dolor suyo y la aspiración suya. Les inmortales llevaron el honor de milliones en sus corazones. Se habían volvides en la vanguardia de la esperanza de milliones.
Lucharon para la liberación de les obreres, las mujeres, los pobres, les laborioses y les oprimides.
Son les honorables y grandes, les derviches y les que lleven a las antorchas de los pueblos.
¡Camaradas!
Nuestres inmortales son nuestra bandera.
Representan a nuestras aspiraciones. Son los rios iluminando durante tiempos pesados. Son la luz de nuestros ojos. Nos mostran el camino mientras estamos yendes de brazo con elles bajo de los peligros más graves.
Son modelos del altruísmo de nuestro partido y de la revolución; son les militantes del grado lo más alto del sacrificio.
En el mes de novmiembre reportamos a elles.
Decimos:
Camaradas, esto está mi informe sobre mi relación con la lucha revolucionaria, para que adelantarla ustedes han dado su vida!
Camaradas, esto está mi informe sobre mi dedicación a los valores, para cuales reforzarles ustedes han dado su vida!
Camaradas, esto está mi informe sobre mi dedicación a la responsilbilidad de proteger a nuestro partido de ataques que ustedes defendieron con su vida.
Camaradas, esto está mi informe sobre mi relación con les camaradas encarcelades, con les veteranes y con las familias de les mártires que guardan a la conmemoración de ustedes con respeto íntegro.
Nuestras palabras tienen que ser simples y claras. Nuestras palabras tienen que ser camaradas.
Y nuestro informe cierra con explicar, cuales insuficiencias vamos a superar hasta el proximo noviembre, cuales debilidades vamos a derrotar hasta el proximo noviembre y en cuales asuntos vamos a vencer hasta el proximo noviembre.
Con esta meta salimos del encuentro grabando profundamente en nuestras corazones la conciencia de que estes luchadores, que se acercaron al muerte de forma arrojada, están mirando a nosotres.
¡Hermanes!
Los nombres de aquelles, que derramaron su sangre por la liberación de les oprimides y explotades, siguien ondear como bandera del honor y de la esperanza y la lucha por sus ideales continuará.
Desde Mustafa Suphi y Ethem Nejat a Deniz, Mahir y Ibrahim, desde Paramaz, el hijo socialista del pueblo Armenio a Hayrabet Honca y Nubar Ozanyan, desde Vedat Demircioğlu y Taylan Özgür a Niyazi Yıldızhan y Kerim Yaman, desde Salih Bozışık a Sevinç Özgüder, desde Ümit Kaftancıoğlu a Asım Bezirci y Nesimi Çimen, desde İlker Akman a Yüksel Eriş, desde Recep Sarıaslan a Cuma Cihan, desde Seyit Konuk a Ibrahim Ethem Coşkun, desde Tamer Arda a Serpil Polat, desde Cemalettin Yalçın a Ömer Yazgan, desde Serap Macit Kolukırık a Talat Türkoğlu y Rıza Satılmış, desde Aynur Sertbudak a Zeki Erginbay y Necdet Adalı, desde Ertuğrul Karakaya a Necdet Erdoğan Bozkurt y Mine Bademci, desde İsmail Gökhan Edge a Yusuf Metin y Kenan Bilgin, desde Ümit Altıntaş a Hatice Yürekli, desde Osman Yaşar Yoldaşcan y Fatih Öktilmiş a Lale Çolak, desde Sibel Sürücü a Sinan Ateş, desde Niyazi Aydın a Sabahat Karataş y Leyla Aracı, desde Mehmet Demirdağ a Nergis Gülmez y Sefagül Kesgin, desde Cafer Cangöz a Cüneyt Kahraman y Sevda Serinyel, desde Ulaş Bayraktaroğlu a Yasin Aydın y Göze Altunöz, desde Umut Özsepet a Fırat Çaplık y a Özge Aydın, desde Necla Baksi a Hüseyin Arslan, desde Mazlum Doğan a Diyar Xerîb y Delal Amed, desde İrfan Çelik y Adil Can a Hacer İpek Samancı y Cennet Değirmenci, desde Baran Serhat y Hasan Ocak hasta Kutsiye Bozoklar y Yeliz Erbay, aquelles que sacrificaron sus vidas para una sociedad justa, para la libertad de los pueblos y de las mujeres, para una vida libre, honrosa y felíz para les obreres y oprimides, serán inmortales para siempre. Sus tumbas nunca callarán, sus llamadas siempre sonarán y van a tocar nuevas generaciones de obreres y oprimides.
¡Obreres, mujeres, jovenes, aristas, pobres, oprimides y declarades como insignificantes!
Les inmortales estuvieron vuestres niñes, hermanes y camaradas. Vuestres amiges de los barrios, de los fabricas, escuelas, sendicatos y asociaciones. Estuvieron las voces, los puños y la voluntad de vuestras aspiraciones por justicia social, una vida humana y libre. Se volvieron en un fuego en contra de aquellos que hacen el mundo un infierno para vosotres.
Tomad parte en el trabajo para la conmemoración. Organizad actos de conmemoración para les inmortales en vuestras casas y asociaciones. Das a vuestres niñes los nombres de elles. Escribad artículos sobre les inmortales que conocéis, para que otres también les pueden conocer. Hablad con camaradas de fotos y cosas que guardéis como recuerdo.
Hermanes, tomad los manos de les inmortales. Ganad honor y felicidad, volved libre por tomar parte en el corriente de su lucha y ganar nueves obreres, mujeres y jovenes para la lucha. Mobilized vuestra fuerza de trabajo y espíritu de sacrificio, vuestra creatividad y vuestro ánimo, para romper al fascismo, al colonialismo, al sistema patriarcal y al capitalismo.
¡Nuestres mártires de la revolución están les guardiánes de nuestro honor!
¡Nuestra lucha sigue por todos lugares, camaradas!
¡Vosotres siempre estarán con nosotres y nosotres siempre estaramos con vosotres!


8 de noviembre de 2019
Comite Centrál del MLKP